En vivo:Red+Ver
Videos Virales No te lo pierdasBuscar

La carta de Francisco a militar herido por una mina

09/11/201712:21 pm
RED+ NoticiasEnvigado, AntioquiaColombiaRed+

El infante recibió la carta de manos del obispo castrense, monseñor Fabio Suescún.

El papa Francisco envío una carta, escrita de su puño y letra al infante de marina profesional, Edwin Restrepo, quien resultó gravemente herido, luego de pisar una mina antipersonal en el desarrollo de una operación de registro y de control en Zambrano, Bolívar. (Vea también: Agradezco lo que hacen por la paz: Francisco a las FF.MM.). 

En la visita del sumo pontífice a Colombia, y durante un encuentro con los militares heridos en desarrollo de su trabajo en el conflicto armado, su santidad le entregó al Edwin un rosario acompañado de un abrazo, a cambio el papa recibió una de las cosas más preciadas para un uniformado: su gorra; la misma que hoy reposa en su altar de oración en el Vaticano. 

Este miércoles, el obispo castrense de Colombia y director de la Visita Apostólica, monseñor Fabio Suescún, le entregó al infante una carta de Francisco, en la que le envía un fraternal saludo, y lo invita a seguir luchando por la vida. El conmovedor episodio tuvo lugar en la residencia del uniformado en el municipio antioqueño de Envigado.

“No conozco su nombre pero no olvidé el gesto espontáneo que tuvo el pasado 10 de septiembre en el aeropuerto de Catam antes de mi partida hacia Villavicencio. Ese gesto me tocó el corazón, y no entregué su gorra de soldado a mi asistente (como suelo hacerlo con las cosas que me dan) sino quise llevarla conmigo, como recuerdo y símbolo de entrega y amor a la Patria, y así quedó registrado en la foto.

Esa gorra de soldado me acompañó durante el viaje; con frecuencia pensaba en usted y en tantos compañeros suyos heridos por haber luchado en favor de su pueblo (…) no pude desprenderme de ella y la puse (junto a la foto y a la noticia que salió en L´observatore Romano), junto a la imagen de la Virgen, sobre el altarcito que tengo en mi estudio y delante del cual rezo con frecuencia. Así, cada vez que rezo allí, lo hago por usted, por sus compañeros caídos y heridos y por Colombia…

Por medio del Señor Obispo Fabio Suescún Mutis le envío, como recuerdo, estas fotografías. Y una vez más le digo ¡Gracias! Gracias por su gesto, gracias por su amor a la Patria. Y, por favor, le pido que no se olvide de rezar por mi”. 

El amor por la vida y por su familia impulsaron a Edwin Restrepo a no decaer, después del accidente que le ocasionó la pérdida de la vista, un brazo y una pierna.

El uniformado, uno de los 7.025 que han sido víctimas de los campos minados en el país sacó fuerzas para seguir adelante, aprendió el sistema de lectura y escritura táctil -braille-, luego terminó sus estudios de bachillerato, y está a punto de graduarse como abogado, otro de los logros que alcanzará gracias a su entereza y decisión.

¿Qué opinas?