En vivo:Red+Ver
Videos Virales No te lo pierdasBuscar

Contraloría: hallazgos fiscales por $ 100 mil millones en 10 Corporaciones Autónomas Regionales

17/07/20181:44 pm
RED+ NoticiasBogotá, D.C.ColombiaRed+
Hallazgos Contraloría

"Las CAR tienen una naturaleza jurídica 'sui generis', por lo que solo se les aplican determinadas disposiciones administrativas y, aunque la CGR ejerce sus labores de control frente a las mismas, cuentan con alto nivel de discrecionalidad en la toma de sus decisiones". Foto archivo.

La Contraloría General de la República sostuvo este martes que “el despilfarro y la desviación de recursos siguen caracterizando la gestión de las Corporaciones Autónomas Regionales”.

  • Las auditorías hechas por el organismo de control fiscal en diez de estas entidades durante los primeros seis meses del año 2018 determinó que aquellas en las cuales administran los mayores recursos presupuestales son las que más deficiencias tienen. Los hallazgos fiscales superan los $100 mil millones; y de esa suma, $72 mil millones corresponden a la CAR Cundinamarca.

La entidad consideró la situación de la CAR Cundinamarca como “bien preocupante”.

La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca tiene “una bajísima ejecución presupuestal y, además, una marcada concentración contractual. Por ejemplo, a un solo contratista se le adjudicaron 24 contratos por valor de $ 7.886 millones”.

El organismo cuestiona los resultados de las cuantiosas inversiones de esta Corporación en las plantas de tratamiento de aguas residuales (PTARs) de Apulo, Facatativá, Madrid y Sesquilé (Cundinamarca), con problemas de estudios y diseños, obras inconclusas o con retrasos.

“La preocupación de la Contraloría se extiende al desarrollo de los contratos que se ejecutan dentro del Megaproyecto Río Bogotá y a las anomalías en la aplicación de los recursos ambientales, como se amplía con detalle más adelante”, reza un comunicado de la institución.

En el caso de otras Corporaciones auditadas por la CGR, fueron hechas observaciones a la Corporación Autónoma del Valle del Cauca (CVC) por invertir en el sistema financiero los billonarios recursos recibidos hace algunos años para adelantar la ejecución de los proyectos ambientales y el tratamiento del Río Cauca; y señalaron irregularidades detectadas en CORTOLIMA, CORPOCESAR, la CRC y la CARDER.

La Contraloría se planteó esta inquietud: ¿qué hacer con las CAR?

  1. La Contraloría considera necesario continuar el debate con respecto a la importancia y alcance de la autonomía de las CAR, frente a las debilidades que de manera reiterada ha señalado en sus informes de auditoría, así como en el estudio “Análisis Estructural del Funcionamiento de las Corporaciones Autónomas Regionales y de Desarrollo Sostenible”.
  2. Las CAR tienen una naturaleza jurídica ‘sui generis’, por lo que solo se les aplican determinadas disposiciones administrativas y, aunque la CGR ejerce sus labores de control frente a las mismas, cuentan con alto nivel de discrecionalidad en la toma de sus decisiones.
  3. La Contraloría estima que la autonomía de las Corporaciones puede verse afectada, pues los miembros de sus Consejos Directivos son los Alcaldes y Gobernadores de la jurisdicción, quienes también eligen a los directores generales, pudiendo verse afectada la función sancionatoria que tienen en sus jurisdicciones a quienes realicen actividades que afecten el medio ambiente.
  4. La autonomía de las Corporaciones ha permitido que cada una de ellas tenga su propio estatuto presupuestal y no se tiene clara la línea de coordinación con el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, lo que interfiere de manera contraria en el buen desarrollo de sus procesos de planeación y ejecución misionales, para que se logren los impactos positivos en el ambiente y los recursos naturales.

Le puede interesar

Hallazgos fiscales en construcción del jarillón de Sabana de Torres

Exclusivo: Hallazgos fiscales en la construcción de Gramalote

¿Qué opinas?