En vivo:Red+Ver
Videos Virales No te lo pierdasBuscar

Exclusivo: así cayó el cartel de la hemofilia

17/10/20187:09 pm
RED+ NoticiasBogotáColombiaRed+

Tres errores, que los investigadores catalogan como insólitos, fueron fundamentales para que la Procuraduría consolidara la investigación por el cartel de la hemofilia. Quienes armaron el desfalco no sabían que la enfermedad es muy rara entre las mujeres, pero facturaron atención a diez de ellas. Exclusivo RED+ Noticias.

Dentro del proceso por el que el Ministerio Público llamó a juicio disciplinario al ya destituido gobernador de Córdoba, Edwin Besaile, figura el testimonio del hematólogo Luis Alfredo Meza. A él le preguntó la Procuraduría si había atendido a las diez mujeres que aparecen dentro de la lista de falsos pacientes de hemofilia, y su respuesta fue contundente.

“La mujer se considera portadora de hemofilia, es muy raro, poco frecuente que existan mujeres hemofílicas y yo nunca he atendido mujeres hemofílicas. La portadora de hemofilia es asintomática, y solamente podría necesitar tratamiento ante procedimientos quirúrgicos”Luis Alfredo Meza, hematólogo

Con semejante revelación, los investigadores se concentraron en buscar las historias clínicas de los falsos pacientes, pero quedaron perplejos al confirmar que no existían. Pidieron las formulas médicas, firmadas supuestamente por el mismo hematólogo, y se llevaron una segunda sorpresa: estaban transcritas en computador, pero el especialista dijo que jamás las firmó.

“Nunca realicé historia digital sino a mi puño y letra. Del listado de personas puestos de presente, ninguna corresponde a mi firma. La firma y letra que aparece en las historias y en formulario de autorización de drogas no POS, no corresponde a la mía y tampoco fueron realizadas por mí”, resaltó el hematólogo.

El tercer error resulta tan o más insólito que los primeros: la especialista Lisbei Suárez aparece firmando exámenes médicos a falsos pacientes de hemofilia en la clínica Santa Lucía del Sinú. El problema es que no trabajó allá ni es hematóloga.

  • En esa vigencia no trabajó en esa institución. Adicionalmente, es bacterióloga y no ha realizado exámenes para establecer si un paciente padece de la enfermedad de hemofilia.

Pero la joya de la corona fue el testimonio de Leonardo Luis Pinilla, famoso por su estrecha relación con Gustavo Moreno, el exfiscal que protagonizó el escándalo del cartel de la toga. Pinilla le confesó a la Corte Suprema a dónde habría ido a parar la plata del desfalco y quién habría intercedido para salvar a los presuntos autores intelectuales.

“Al fiscal Daniel Díaz, el 78 anticorrupción, se le entregó un dinero que ya lo había puesto de conocimiento en la Fiscalía, para que no judicializara al señor José Jaime Pareja quien era secretario de Salud y de esa manera pues obviamente no llegara hasta el Gobernador. [..] José Jaime efectivamente me comentó a mí que él de ese pago no había recibido plata, sino que esa plata se la habían entregado a ‘Ñoño’ y a Edwin Besaile”Leonardo Luis Pinilla

Este testimonio, que fue recogido por la Procuraduría, era la pieza que la faltaba para armar el rompecabezas de un entramado en el que desaparecieron más de 1.300 millones de pesos de la salud de los cordobeses.

Le puede interesar

Nuevos procesos de responsabilidad fiscal por ‘cartel de la hemofilia’

Alejandro Lyons pagará cinco años de prisión por ‘Cartel de la hemofilia’

¿Qué opinas?