En vivo:Red+Ver
Videos Virales No te lo pierdasBuscar

A Medicina Legal se le perdió un cadáver y familia dice que le llevaron cenizas falsas

12/02/20198:26 pm
RED+ NoticiasMedellínColombiaRed+

Cuerpo sin vida de Gildardo Ochoa desapareció de las instalaciones de Medicina Legal en Medellín. / Foto RED+ Noticias.

El cadáver de un anciano de 83 años de edad, desapareció misteriosamente de las instalaciones de Medicina Legal en Medellín. Mientras a su familia le hicieron creer que lo habían incinerado por error, al interior de la entidad ocultaron la pérdida del cuerpo y responsabilizaron a una funcionaria inocente. Exclusivo RED+ Noticias.

La historia comenzó en junio de 2014, cuando Gildardo Ochoa, prácticamente ciego, desdentado y con problemas de Alzheimer, salió de su casa en las afueras del casco urbano de Santa Bárbara, Antioquia, y no regresó; durante 19 días lo buscaron por cielo y tierra, hasta que lo encontraron muerto en un cañaduzal.


Tan escabroso como la historia de la pérdida del cadáver de Ochoa, es el juicio disciplinario a través del cual fue condenada la antropóloga forense Carolina Aguilar; un proceso lleno de inconsistencias en el que, según expertos consultados por RED+ Noticias, habría desde falsedad en documentos públicos hasta obstrucción a la justicia.

La médico forense Karen Arango, de Medicina Legal en Medellín, asegura mediante un documento que los restos sí son del abuelo, pero expertos consultados por RED+ Noticias indican que la forense no podía firmar ese certificado de defunción porque el cadáver, al no tener carta dental, ni huellas dactilares, ni reconocimiento facial, para afirmar tajantemente que esos restos eran de Gildardo Ochoa, solo le quedaba un camino.

RED+ Noticias contactó a la cúpula de Medicina Legal tanto a nivel nacional como a nivel regional para que entregaran su versión sobre la desaparición del cuerpo de Gildardo Ochoa, sin embargo, nadie se quiso referir al tema. Abogados consultados por este medio de comunicación consideran que el caso es tan truculento que los protagonistas podrían ser responsables de varios delitos.

 

Mientras tanto en el cementerio de Santa Bárbara, una fosa aguarda por Gildardo Ochoa, con la esperanza de que alguien, alguna vez, confiese cómo y quién desapareció sus restos de la morgue de Medellín.

#ElMuertoQueSePerdió

 Le puede interesar

Nombran nueva directora de Medicina Legal

¿Qué opinas?