En vivo:Red+Ver
Videos Virales No te lo pierdasBuscar

¡Gamero, fuerza mental y título!

12/06/201811:23 am
Gabriel Romero, RED+ NoticiasIbaguéDeportesRed+
Gamero fuerza

Alberto Gamero ha ganado dos Ligas en Colombia. / Foto @scarreno10.

De forma inesperada, la final había llegado a los penales. Era el terreno más propicio para Tolima, que tuvo muy presente esa posibilidad, y mucho más cuando perdió el primer juego en Ibagué. Pero, ¿dónde estuvo la clave?

  • Al día siguiente de la derrota, Gamero elogió a su equipo y atribuyó el resultado al hecho de que Nacional había tenido un día más de descanso. Jugada inteligente de Gamero: llevar a sus dirigidos al segundo encuentro sin ningún tipo de presión. No había culpables. La derrota se debía a un hecho externo.

Y con ese peso de menos emprendió la revancha. Reunió a sus jugadores y les dijo que lo que habían hecho era histórico, que Nacional era un gran equipo, al que se le podía ganar. Nueva jugada de Gamero: quitar presión a los jugadores al decirles que habían llegado a un punto muy alto y generar compromiso, es decir, ustedes pueden.

  • Los partidos se ganan desde lo mental. Uno puede tratar de buscar razones de táctica y estrategia, uno que otro error, un planteamiento equivocado en un momento del juego, pero lo que prima es la mente. Tolima salió a buscar la revancha con compromiso y con tranquilidad. Nacional pensó que ya lo había logrado todo. Su confianza fue extrema. Los jugadores tenían las manos tendidas hacia la estrella 17, pero ya no tenían los pies en la tierra.

El caso de Tolima me hace recordar al Leicester, en Inglaterra. Era inimaginable que un modesto equipo comenzara a llevarse por delante a leyendas del fútbol como Manchester United, Liverpool y Chelsea. El título estaba cerca, pero aún faltaban puntos importantes por conquistar. Entonces, el técnico Claudio Ranieri reunió a sus jugadores y les dijo, muchachos, ustedes ya han hecho historia. Nadie les puede quitar lo que han logrado, pero ahora vamos a divertirnos. Más o menos, estas fueron sus palabras. Es decir, les quitó la presión, pero en el mensaje había quedado claro que tenían la responsabilidad de luchar.

  • Leicester ganó el título de la liga inglesa en 2016, y la hazaña le dio la vuelta al mundo. David se había impuesto a tres o cuatro Goliaths.

Pero volvamos al Tolima. Fechas atrás, el mediocampista Robayo le sugirió a Gamero que comenzaran a practicar los penales. Imagino que Robayo, que obtuvo el título con Millos en 2012 por la misma vía ante Medellín, recordó y entendió que Tolima podría enfrentarse a circunstancias similares. Gamero escuchó y los entrenamientos se sobrecargaron con un objetivo claro: tener la cabeza más despejada en el momento de los penales.

  • De manera que cuando Nacional llegó a esta instancia no estaba preparado. Los verdes ya levitaban con el título. Pensaban que en casa todo sería sencillo. Al fin y al cabo, no habían recibido un solo gol en el semestre jugando de locales. La derrota no estaba en sus planes. ¿Habían practicado los penales? Lo más seguro es que no. Por eso, cuando llegaron a este momento culminante, toda la presión les cayó encima, y no estaban preparados.

Había que ver la toma de televisión y el rostro de algunos angustiados jugadores verdes cuando se ejecutaba un cobro. En Tolima ocurría lo contrario. Ahí estaban las palabras de Gamero: ustedes han hecho historia y pueden ganar.  Ya, en el mismo estadio, habían derrotado al Medellín por la vía de los penales.

Tolima, que se había preparado con antelación, ganó con relativa facilidad en los cobros y obtuvo el título. Muestra fehaciente de que los títulos, los grandes logros, se alcanzan con la cabeza bien puesta. Cuando la mentalidad y la convicción son fuertes y, desde luego, cuando no se pierde de vista el tamaño enorme de la responsabilidad.

Le puede interesar

Gamero le dio la segunda estrella a Tolima en el fútbol colombiano 

Tolima convocó hasta la Virgen para la final contra Nacional 

¿Qué opinas?