En vivo:Red+Ver
Videos Virales No te lo pierdasBuscar

IRONMAN Cozumel: conquistando la gloria (parte final)

22/11/20187:22 pm
RED+ InternacionalCozumel, MéxicoDeportesRed+


El 18 de noviembre de 2018, se cumplió el IRONMAN de Cozumel. El austriaco Michael Weiss ganó por tercer año consecutivo en la isla del caribe mexicano, pero la historia no termina ahí.

Al contrario, apenas se sube el telón de un capítulo definitivo en la vida deportiva de 2.200 triatletas que viajaron desde 35 países para enfrentar sus demonios internos, para reír, llorar, sufrir, todos con una misma meta.

El sueño que los 31 integrantes del equipo colombiano compartieron durante meses, por el que entrenaron días enteros, y cruzaron el caribe.

Llegó la hora de competir

A 3.800 metros en medio de las corrientes de la península de Yucatán, uno tras otro se zambullían para navegar sobre las cristalinas aguas… pero no fue fácil. El primer paso ya era un éxito, para poder transitar hacia la bicicleta, pero no todos contaron con suerte.

  • Luis, experto nadador, tendría que lidiar con una lesión, le esperaban horas de sufrimiento e incluso el fantasma del posible retiro. Se agotaba el plazo para cumplir el primer escollo y Sofía seguía en el mar, angustiada por el cronometro que avanzaba en su contra, pero enérgica luego de pasar por el hades, estaba lista para rodar.

En la carretera sería a otro precio. Tres vueltas a la isla cada una con el respectivo aumento de temperatura, viento y desgaste.

  • Siete horas en promedio de pedaleo que incluso terminaban por desorientar a quienes terminaban ese suplicio.

La carrera no para y es tiempo de ir a pie mientras se escapa la tarde y la humedad invade el cuerpo, a esta altura deshidratado y desgastado. Las calles de Cozumel enmarcaron dramáticos momentos de lucha al extremo por llegar a la meta, por cumplir con un tiempo, por merecer ser llamado Ironman

  • Steph un francés con el corazón en Colombia fue el primero de la delegación en escuchar las palabras mágicas.

La primera de 31 historias que se escribían en medio del caribe,  la primera sonrisa del día. Mauricio Zarama y Oscar Pachón seguirían en el conteo que se hacía en contra de las manecillas del reloj. Diez días después de una operación de menisco, lo hizo así como Wanda que superó la dislocación de su codo.

Pasaban de las 11 de la noche, el cronometro indicaba 15 horas de carrera y 30 habían cruzado la meta.

  • Los 31 se salieron con la suya, se colgaron la medalla cambiaron sus vidas para ser Ironman. 

Le puede interesar

IRONMAN Cozumel: conquistando la gloria (primera parte)

¿Cómo preparase para un IRONMAN? El entrenador Will Vargas nos explica

 

¿Qué opinas?