En vivo:Red+Ver
Videos Virales No te lo pierdasBuscar

Carnaval de Río se convierte en una fiesta callejera

09/02/201810:22 am
RED+ Internacional, con APRío de Janeiro, BrasilInternacionalRed+

El Carnaval más famoso de Brasil, que en su día era una fiesta de lujo y glamur, está cada vez más dominado por una marea de ahorradores turistas más interesados en las fiestas callejeras gratuitas que en los caros desfiles de las escuelas de samba. (Vea también: Van 23 detenidos a dos días de comenzar el carnaval de Río de Janeiro). 

Los cariocas, como se conoce popularmente a los residentes de Río de Janeiro, y los turistas solían invertir grandes cantidades de dinero en boletos para los desfiles de Carnaval y en disfraces. Pero la crisis económica que asfixia a la mayor nación de Latinoamérica y el incremento de los “blocos” o fiestas callejeras está cambiando la naturaleza de la celebración.

La agencia de turismo de Río espera que una cuarta parte de todos los que visiten la ciudad estos días gasten menos de US$100 dólares, frente a 12 % del año pasado.

Según las previsiones, la agencia de turismo de Río espera 1,5 millones de turistas entre este viernes y el martes, casi 500.000 personas más que en 2017. Pero los ingresos de la ciudad durante el Carnaval serán aproximadamente los mismos que entonces, en torno a los US$1.000 millones. (Lea también: La familia abrió las festividades del Carnaval de ‘Negros y Blancos’).

Las autoridades y los negocios de Río están cambiando también sus prioridades, acercándose a la calle y alejándose del Sambódromo, el recinto que sirve de escenario a las escuelas de samba.

El alcalde Marcelo Crivella recortó en más de US$1,5 millones la partida destinada a los desfiles -lo que supone casi la mitad del presupuesto de algunas escuelas- e incrementó el número de sanitarios portátiles en las calles en varios miles, hasta 32.560 unidades. Por primera vez, se movilizará a más de 3.000 guardas de seguridad privados, la mayoría para proteger las fiestas al aire libre.

El desfile intentó llamar la atención de los visitantes low-cost con alrededor de 14.000 boletas a solo US$3. Pero estas entradas se agotaron pronto y no están cerca de las mejores partes del recorrido. Las entradas más caras rondan los US$2.000.

La asociación hotelera de la ciudad espera una ocupación de 85 % durante estos días, más que hace un par de años pero lejos todavía del lleno total de los buenos tiempos. (Vea también: Río de Janeiro: Peligra el carnaval 2018 por recorte de fondos). 

¿Qué opinas?