En vivo:Red+Ver
Videos Virales No te lo pierdasBuscar

Colombiano se hacía pasar por un príncipe saudita en EE. UU.

10/01/20186:38 pm
RED+ InternacionalMiami, EE. UU.InternacionalRed+

Una increíble historia se conoció este miércoles cuando el Nuevo Herald publicó cómo un estafador colombiano se hacía pasar por un príncipe saudita en busca de negocios multimillonarios en EE. UU. Ahora afrontará una sentencia máxima de 10 años de prisión. (Vea también: Nueva York creó plan para evitar fraude a inmigrantes). 

Anthony Gignac, que vestía trajes de lujo, conducía un Ferrari con placa diplomática y no tenía pena en proclamar frente a la gente que supuestamente era un príncipe de arabia saudita se hacía pasar por el ‘príncipe Bandar Bin Khalid al Saud’, un hombre de negocios y miembro de la casa de saud, la dinastía de la familia real de Arabia Saudita.

Gignac, oriundo de Bogotá, fue adoptado de niño junto a su hermano Daniel, por una pareja estadounidense que residía en Michigan.

El supuesto príncipe venía realizando estafas en EE. UU., desde la década de los 90, cuando haciéndose pasar por miembro real, se hospedaba en el hotel Grand Bay, de Coconut Grove, donde solían quedarse celebridades como Michael Jackson, Elizabeth Taylor, Prince y Sophia Loren, cuando visitaban Miami. Además, estafó a varias empresas por US$10.000 y llegó a engañar a agentes de la entidad financiera American Express.

El jurado de Florida a finales del año pasado, emitió una orden de arresto, y fue detenido en Nueva York, el pasado 20 de noviembre.

Actualmente se encuentra en un centro de detención transitorio en Oklahoma y se ha iniciado su proceso de traslado a la Florida, donde enfrentaría cargos por conspirar y cometer ofensa en el país, hacerse pasar por diplomático extranjero, mal uso de su pasaporte, robo de identidad agravado y posesión de un arma por un criminal convicto.

Según la acusación formal presentada en una corte federal de Miami, Gignac mantuvo reuniones de negocios desde marzo a noviembre del año pasado con representantes de un par de empresas de Miami-Dade con el supuesto propósito de realizar una inversión multimillonaria para comprar un hotel, pero en realidad, los estaba estafando

El colombiano invitó a los empresarios a su supuesto penthouse en un edificio de Fisher Island, en cuya puerta principal había un letrero con la palabra ‘sultán’. En esa visita, el hombre les mostró, además, una carta del banco de Dubái con una disponibilidad monetaria de US$600 millones.

¿Qué opinas?