En vivo:Red+Ver
Videos Virales No te lo pierdasBuscar

Expresidente salvadoreño confesó que desvió fondos públicos

09/08/20185:41 pm
RED+ Internacional, con APSan Salvador, El SalvadorInternacionalRed+
Tony Saca

Tony Saca aceptó que fue el cerebro de la red de corrupción que desvió US$301 millones de fondos públicos. / Foto Reuters

El expresidente salvadoreño, Tony Saca, confesó este jueves ante un tribunal de justicia que desvió fondos de las arcas del Estado para favorecer a sus empresas y a terceras personas.

  • Durante la confesión ante los tres jueces del Tribunal de Segundo de Sentencia de San Salvador, Saca aceptó que fue el cerebro de la red de corrupción que desvió US$301 millones de fondos públicos.

“Él ha dicho una verdad que no había mencionado porque no era el momento procesal y porque no teníamos ninguna posibilidad de un proceso abreviado”.Mario Machado, abogado de Tony Saca

El mandatario explicó que cuando asumió la presidencia el primero de junio de 2004 y firmó el reglamento para el manejo de gastos reservados, ordenó la creación de cuentas bancarias para mover el dinero.

“Me aproveché de los escasos controles sobre las dos cuentas que abrió Elmer Charlaix (su secretario privado) para sustraer dinero con el que se pagaban a otras personas”.Tony Saca

Admitió que entregaba US$100.000 mensuales a varias empresas de publicidad que no prestaban servicio, y que del total de dinero que llegaba de Casa Presidencial, pedía una devolución de 80 % de lo contratado con sus empresas y permitía que los otros se quedaran con el 20 % restante.

  • El exmandatario Confesó que parte del dinero fue a parar a cuentas del derechista partido Alianza Republicana Nacionalista (Arena), que lo llevó al poder.

Agregó que entregaba US$10.000 mensuales a su esposa, la ex primera dama, Ana Ligia Mixco de Saca, para que pagara las deudas que tenía en sus tarjetas de crédito.

Le puede interesar

Arrestado expresidente de Guatemala por caso de corrupción

Cristina Fernández, citada a declarar por caso de corrupción

¿Qué opinas?