El vice-embajador de Norcorea ante las Naciones Unidas (ONU), Kim In Ryong, advirtió este martes sobre la situación que se vive en la Península: “Alcanzó su punto más delicado y que en cualquier momento podría estallar una guerra nuclear”. (Lea también: Corea del Norte pide “acelerar la victoria en la guerra antiamericana”).

El funcionario señaló a la comisión de desarme de la Asamblea General de la ONU que Corea del Norte es el único país del mundo que ha sido sujeto a “una amenaza nuclear directa y extrema” por parte de EE. UU. desde la década de 1970, y afirmó que su país tiene el derecho de poseer armas nucleares para defensa propia. Lo más peligroso es lo que definió como un plan de EE. UU. para realizar una “operación secreta con el objetivo de eliminar a nuestro liderazgo supremo”. (Lea también: UE impuso restricciones económicas a Corea del Norte).

Kim dijo que este año su país completó su “fuerza nuclear estatal, y por lo tanto se ha convertido en una potencia nuclear absoluta que cuenta con todos los medios de distintos alcances, incluyendo bombas atómicas, bombas H y cohetes balísticos intercontinentales”.

“Todo EE. UU. continental está dentro de nuestro alcance, y si EE. UU. se atreve a invadir nuestro sagrado territorio, incluso un solo centímetro, no escapará a nuestro severo castigo en cualquier parte del mundo”.

Corea del Norte y EE. UU. han cruzado reiteradamente amenazas cada vez más graves, mientras que Naciones Unidas ha impuesto sanciones cada vez más duras contra Corea del Norte. (Lea también: Corea del Norte amenazó a Japón con una “nube nuclear”).