En vivo:Red+Ver
Videos Virales No te lo pierdasBuscar

El suplicio de ser mujer en Afganistán

15/05/201910:14 am
RED+ Internacional, con AFPKabul, AfganistánInternacionalRed+
Afghanistan mujer asesinada

La familia de la ex periodista afgana asesinada dice estar bajo amenaza./ Foto Reuters

El pasado domingo, la experiodista Mena Mangal murió asesinada a tiros en plena calle en Kabul. A pesar de las sospechas de los talibanes como autores del crimen, en Afganistán la violencia contra las mujeres es endémica.

  • La policía priorizó la pista familiar. Estima que el exmarido de Mena Mangal, de 27 años de edad, desempeñó “probablemente” un papel en este crimen cometido por hombres a bordo de una moto. Poco antes de su asesinato, Mangal publicó un mensaje en las redes sociales diciendo que la habían amenazado de muerte, pero sin precisar quién.

Mangal había dejado los platós de televisión hace tres años para convertirse en asesora de la comisión de asuntos religiosos y culturales del parlamento afgano. Tras presentar una demanda por violencia conyugal y amenazas de muerte, logró el divorcio, una carrera de obstáculos para las mujeres de esta república islámica.

“Desgraciadamente el asesinato de Mena no es el primero (…) muchas mujeres han sido amenazadas, acosadas, secuestradas y finalmente asesinadas (…) Pero no ha habido un mecanismo para investigar el crimer y llevar a sus autores ante la justicia”.  Samira Hamidi, militante de Amnistía Internacional en el sur de Asia. 

Este asesinato reabre el caso sobre la situación de las mujeres afganas, que son con frecuencia víctimas de acoso, violencia conyugal y sexual y discriminación. Sin embargo, sus derechos han mejorado desde la intervención de una coalición internacional liderada por EE.UU. en 2001 para expulsar al régimen talibán del poder.

  • Cuando estaban en el poder (1996-2001) los extremistas islamistas les prohibían el acceso a la educación, las confinaban en el hogar y les obligaban a vestir burka (velo integral) en público. Ahora, las mujeres hacen parte del mercado laboral, sobre todo en las zonas urbanas, y ocupan un cuarto de los escaños del parlamento. Pero los matrimonios forzados, incluso de menores, siguen siendo moneda corriente en el ámbito rural.

A pesar de que las negociaciones de paz entre EE.UU. y los talibanes hayan dado relevancia al tema de las mujeres y sus derechos, un reciente ataque talibán contra una oenegé en Kabul financiada por EE.UU. avivó la preocupación, dado que los insurgentes afirmaron haberla atacado porque permitía que hombres y mujeres estuvieran juntos.

 

Le podría interesar

CPI rechazó investigar presuntos crímenes de lesa humanidad en Afganistán

¿Qué opinas?