En vivo:Red+Ver
Videos Virales No te lo pierdasBuscar

¿Cuál es la Colombia verdadera?

28/03/201811:57 am
Gabriel RomeroBogotáOpiniónRed+
Colombia 35

Colombia enfrentará en el Mundial a Japón, Polonia y Senegal. Foto Reuters.

Cada día, por fortuna, nos vamos adentrando en el Mundial de Rusia. Y empieza uno a sacar conclusiones, que siempre serán prematuras y estarán expuestas a los vaivenes del fútbol. Todo parece indicar que Brasil, Alemania, España y Francia son los favoritos al título. Argentina quedó muy herida y solo tiene a Messi como gran respaldo. (Le puede interesar: Humillante derrota de Argentina 6-1 con España).

¿Y Colombia? ¿Cuál es su rostro? ¿El que mostró contra Francia o el que vimos frente a Australia? El equipo de Pékerman no nos ha entregado respuestas contundentes o definitivas. Se mueve en el difícil camino de la incertidumbre.

Ospina es el arquero. No hay otro. Lo único que se puede esperar es que ataje la mayor cantidad de minutos con el Arsenal y que lleguen ya los momentos de concentración del equipo.

La defensa, con las dudas que hemos anotado. Seguimos buscando el reemplazo ideal de Yepes. No hay un líder atrás que ordene con palabras y con fútbol limpio y seguro. Las dificultades se notan más con los zagueros centrales, que no solo han tenido dificultades a la hora de marcar, sino en la salida, en la precisión a la hora de pasar el balón a la zona media y en contribuir a la elaboración de juego.

Sin embargo, el juego con Australia dejó una buena noticia. La presencia del vallecaucano Johan Mojica por la banda izquierda. Atrevido para salir, con intentos de eludir rivales, con precisión en los centros, con seguridad para ir al ataque. Muy superior de lo que le hemos visto al promocionado Fabra.

La mitad es otro de los interrogantes. No tiene Colombia un jugador con el talento y habilidad suficiente para que en la salida y ante la presión del rival, sepa sostener el balón o entregarlo para iniciar una ofensiva. La ‘Roca’ Sánchez marca, asfixia, es un gran jugador, pero no tiene esa característica. Con Barrios es similar. Aguilar, gran líder en el Mundial pasado, se ha quedado, ha perdido relieve, velocidad y manejo. Tal vez uno de los que se acerca más a convertirse en un buen conector sea Mateus Uribe.

Pero, a pocos días de Rusia, el medio de Pékerman no elabora juego, no sostiene la pelota, no es fluido y depende demasiado de James. La llegada de Cuadrado, tal vez, alivie las cargas del creador del Bayern. Lo que hagan Quintero, Chará o el mismo Giovanny Moreno es una incógnita. De ellos dependerá el equipo cuando la situación sea extrema y los caminos de gol estén muy cerrados. Habrá, en este caso, mucho de azar.

Adelante, Pékerman ha encontrado buenas posibilidades. Falcao es letal. Merodea en al área y cuando tiene una oportunidad convierte. Fue buena la presentación de Muriel contra Francia. Además, el delantero ha mejorado su rendimiento en Sevilla. Tampoco se puede despreciar lo hecho por Borja. Botó penal contra Australia y no convirtió, pero se movió, llegó al arco rival con claridad y demostró que le causa desvelos a cualquier defensa. No en vano, Borja fue elegido el mejor jugador de América en 2016. El delantero de la Sampdoria Duván Zapata sonó para ser titular en los últimos juegos de preparación, pero no resultó así. Fuerza, potencia, buen juego aéreo y entrega son sus virtudes. Su suerte está en manos de Pékerman. El caso de Bacca es diferente. Bajo rendimiento y escasa producción de goles. Un hombre que ha ido perdiendo relieve y seguramente no lo veremos en Rusia.

La Colombia de Pékerman puede ser la noche o el día. Un oscuro primer tiempo como ocurrió con Francia o la luz en el segundo periodo del mismo juego. Puede caer en un yerro en su zaga o deslumbrar con una genialidad de James o Cuadrado o el atino de Falcao a la hora de marcar.

La Colombia de Pékerman aún no encuentra ese juego fluido que le vimos en la eliminatoria de Brasil o en el mismo mundial de hace cuatro años, pero no se le puede negar que deja todo en el campo, que lucha hasta el último balón. No hay una respuesta concreta de lo que es Colombia. Solo el Mundial de Rusia dirá de qué está hecha esta selección.

¿Qué opinas?