En vivo:Red+Ver
Videos Virales No te lo pierdasBuscar

¡La final adelantada!

02/05/201812:03 pm
Gabriel Romero, RED+ NoticiasMadrid, EspañaOpiniónRed+
Real Bayern

Real Madrid y Bayern empataron 2-2, pero los españoles clasificaron a la final de Liga de Campeones. / Foto Reuters.

Vimos un trepidante Real-Bayern. Fútbol de principio a fin. Fútbol generoso, abierto, hacia adelante, fiel a esta Champions, en la que el promedio de gol es de 3,2 por partido. Solo hasta el último segundo estuvimos expectantes. Ese balón aéreo que cayó al área madridista, la llegada inútil de Muller y el pitazo final del árbitro turco.

  • Hubiésemos querido que el juego no terminase. Dos de los mejores equipos del mundo entregados en la cancha, luchando a brazo partido. Tantas sensaciones, tantos recuerdos, tantas situaciones de gol. Ha pasado el Real. Puede ser que el juez turco no haya pitado esa clara mano de Marcelo en el área, pero esta vez las razones de la clasificación del Real no pasan por el juez. A Bayern lo mató Bayern. Bayern fue víctima de sus propios errores.

No se puede jugar contra el Real y cometer los errores defensivos que vimos ayer. Se iba Bayern arriba en el marcador y Real despertó de la pesadilla. Fue tomando la pelota y apoderándose de la mitad y de la pelota. Marcelo por izquierda. ¿Qué hace Marcelo cuando se lanza al ataque? Generalmente tira un centro o intenta una diagonal. El primer antídoto, que no centre, pero si centra, los zagueros rivales deben ubicarse de tal manera que puedan observar el balón y fijarse en la posición de los delanteros que marcan. No hay misterio en ello. Marcelo saca el centro y Alaba entierra la mirada en el piso. No se ubica de perfil y, por obvias razones, no ve a Benzema, que cabecea libre y solo. Error inconcebible en un zaguero.

  • Y, bueno, ni hablar de lo ocurrido al asustadizo arquero Ulreich. Apenas comenzaba el segundo tiempo. Real presiona arriba. Presión alta, dicen los hoy expertos de fútbol. El francés Tolisso no es práctico. En este tipo de jugadas no se pueden cometer errores. Tolisso tenía dos posibilidades: lanzar el balón arriba, con lo cual se despejan todos los riesgos, o hacer lo que hizo. Devolver mal y comprometer a su arquero.

No, contra Real no se pueden cometer esos errores. Y contra Real, uno espera que funcionen los delanteros. Los del Bayern brillaron por su ausencia. Ribery dio vueltas y vueltas, regateó, intentó driblar por fuera y por dentro, pero no hizo lo más fácil. Desprenderse del balón, centrar rápido o disparar a puerta. Y ni hablar de Muller o Lewandoswki. Venidos a menos. Torpes, dando trompicones, pésimos en la definición, en los movimientos.

Fue tan escasa la producción de los delanteros en los dos partidos contra Real que quienes anotaron fueron el lateral Kimmich y James. El colombiano fue, en los dos juegos, la figura del Bayern. Así como Keylor Navas fue la figura del Real. James creó, ordenó desde atrás, abrió los espacios, amplió la cancha, y hasta convirtió. Inclusive, el zaguero Varan le sacó otra jugada de gol.

Han criticado a Heynckes por haberlo sustituido al final. James lo había dado todo. No podía levantar los pies del césped. Estaba agotado. Hay entrenadores que no sacan al mejor de su equipo por nada del mundo. Heynckes, en su sabiduría, consideró que James ya no tenía arrestos y se la jugó por un hombre defensivo y útil en el juego aéreo.

  • Real ha vuelto a la final. Ningún equipo en Champions tiene su mentalidad ganadora. Si Ronaldo no está, aparecen Benzema o Asensio o Lucas Vásquez o Ramos. O Navas. Zidane, que no es de aquellos entrenadores teóricos, ni se cree genio, ejecuta los cambios adecuados y sus jugadores responden. Su secreto es que jugó al fútbol y conoce al dedillo las intimidades en el vestuario y las fibras más sensibles del Real.

Hemos sido testigos de una final adelantada, de uno de los partidos más bellos en Champions, de la belleza de un deporte, que con todos sus defectos, nos hipnotiza y nos saca de las dificultades de estos tiempos, nos saca del peso enorme de la vida.

Le puede interesar

Real Madrid eliminó al Bayern y jugará la final de la Champions League

 

¿Qué opinas?