En vivo:Red+Ver
Videos Virales No te lo pierdasBuscar

La pauperización del fútbol

14/12/201711:32 am
RED+ Noticias, Gabriel RomeroBogotáOpiniónRed+

Millonarios derrotó 1-0 a Santa Fe en el juego de ida de la final de Liga. / Foto millonarios.com.

Terminaba el cerrado triunfo de Millonarios sobre Santa Fe, en el primer juego de la final. Sonó el último pitazo y yo, que soy seguidor azul, pero no enfermizo hincha, apenas me levanté de mi silla, apagué el televisor y expresé mi satisfacción con una parquedad que no había vivido.

No puede uno desechar lo que ha hecho Millonarios en este semestre, cuando la mayoría de los comentaristas no dábamos un peso por el equipo y criticábamos de forma despiadada al presidente Enrique Camacho. Pero el asunto va mucho más allá de un resultado o de lo que se haga en un semestre.

No hemos podido ver fútbol en los partidos de la liguilla final. Juegos enredados, sin ritmo, sin que haya manera de que se produzcan más de tres pases seguidos, sin filigranas, sin jugadores hábiles. Fútbol hecho para atletas y futbolistas con escasa técnica.

Millos y Santa Fe son los mejores equipos del momento en Colombia, pero su fútbol es precario. En el solo juego del miércoles, Millos llegó dos veces y Santa Fe tres. Peloteo insulso, pases errados. Un clásico desteñido y sin jugadores que hagan levantar al público de sus sillas. Fútbol plano. En otros tiempos, se terminaba el juego y el triunfo daba para salir a las calles y celebrar y empezar a festejar la ilusión del título. Sin embargo, el juego no dio para eso. Los hinchas azules salieron contentos, pero con las dudas que trae el encuentro del domingo. No hay ni mediana certeza de cómo vayan a jugar la próxima vez.

En Colombia ya no se conforman equipos duraderos. Los dirigentes, cortos de luces, están en la búsqueda de jugadores para enviarlos a Europa o a Brasil, Argentina o México. La mirada está puesta allá. Ahí está el caso de Nacional. Hace un año aspiraba al título del Mundial de Clubes, pero el afán del dinero terminó por desarmar el proyecto y hoy ni siquiera llegó a estar entre los cuatro primeros.

Entonces, estamos viendo un torneo como el que termina por estos días. Sin brillo, sin fútbol, casi sin nada. Tenemos el espejismo de haber clasificado al Mundial, aún hay grandes jugadores en la Selección, pero no se ha pensado en el recambio. La apuesta es sacar y sacar jugadores y venderlos y llenarse los bolsillos. Todo ocurre sin método, sin objetivos claros y a largo plazo. Curiosamente los equipos bogotanos están tratando de preservar a sus jugadores y de pensar en un proyecto, pero no tenemos la certeza de que lo vayan a hacer por un periodo más largo.

A la Dimayor se le ocurrió la brillante idea de cobrar por los partidos de la liga que se vean en televisión. Tal vez es justo que se cobre, pero no ahora cuando el nivel es bajísimo, cuando la mirada solo está puesta en producir jugadores y nada más. ¿Hay una reflexión en la Dimayor sobre los bajos estándares? ¿Se preguntan allá por qué salen jugadores y jugadores que ya ni cumplen con los mínimos requisitos técnicos? ¿Se preguntan por casualidad cómo estamos, en materia de adelantos de táctica y estrategia, en relación con el mundo? ¿Creen concebible que un equipo como Santa Fe llegue a disputar una final con la única arma de la pelota quieta?

Embebidos en hacer dinero están pauperizando el fútbol. Pasan los años y los días y no vemos talento, no vemos grandes jugadores. Es increíble que un jugador como Ómar Pérez, que ya juega en una pierna, entre a la cancha y demuestre más sabiduría que los demás.

La gente no es tonta y va viendo cómo le desmejoran el producto y se aleja de los estadios. Si siguen por este camino, seguiremos viendo partidos como el del miércoles o como el de este domingo, que no será muy diferente. Ya es hora de que los directivos dejen de mirar a corto plazo y fijen una mirada que lleve a los equipos a ganar no solo títulos nacionales, sino torneos intercontinentales y mundiales.

Porque lo que vemos ahora es pobre, muy pobre.

 

¿Qué opinas?