En vivo:Red+Ver
Videos Virales No te lo pierdasBuscar

El papa Francisco iluminó la luna llena de Bogotá, con los corazones de los colombianos

08/09/20174:02 pm
Rocío Romero CamposBogotáOpiniónRed+
El Papa Francisco iluminó la luna llena de Bogotá, con los corazones de los colombianos

Una noche inolvidable en los corazones de los colombianos. / Foto Reuters.

Jesús dijo a Simón : “No temas; desde ahora serás pescador de hombres”- Ellos sacaron las barcas a tierra y, dejándolo todo, lo siguieron. Y como parte del evangelio que narra Lucas, y se leyó en la homilía de ayer domingo, Los colombianos y, extranjeros que nos reunimos en el parque Simón Bolivar, en Bogotá podemos dar testimonio, que la visita del Papa Francisco vivimos ese momento histórico bíblico.

Eran las 3 de la mañana y el grupo de las Milicias, que congrega a seguidores y devotos de la Virgen María Inmaculada y algunos integrantes del EPEM(Equipo parroquial de evangelización misionera) de la Parroquia de San Juan Maria Vianney estamos reunimos en un punto . Y así como nosotros las demás parroquias de Bogotá habían llegado al parque. Pero como las vías estaban cerradas, nuestro bus  llegó a la calle 53 con carrera 30. Y al descender comienzo nuestro peregrinaje, de 40 personas al encuentro divino.

La resplandeciente Luna llena, iluminaba nuestro camino. David, el joven que finalmente se convertiría en mi compañero peregrino señalo: Esa luna esta desde ayer y no se ha ido ha permanecido día y noche”. Y como una señal divina ha iluminado la presencia de los cielos bogotanos, la llegada del máximo pastor de la iglesia católica para rescatar las ovejas de Colombia.

La boleta nos indicaba que el ingreso era a las 5.00 de la mañana por la puerta 7. Luego de caminar 15 minutos, donde todos íbamos alegres y no éramos los únicos, la llegada a las puertas del parque se convirtió en una jocosa y recreativa espera divina. Algunos entonaban oraciones, otros cantaban a la virgen pidiendo que las puertas se abrieran. Finalmente casi a las 7: 30 de la mañana logramos entrar. El espíritu de regocijo y el poder ver, escuchar y alabar a nuestro Pastor Francisco, había disipado la inconformidad por tan larga espera. Ya adentro, la confusión y la emoción que albergaba a todos los feligreses disipo el grupo y de los 40 que habíamos llegado en grupo, sólo David y Yo quedamos reunidos. Ahora era encontrar el sitio donde mejor pudiéramos estar cerca a nuestro pastor. Finalmente quedamos ubicados en la Zona 7, cerca  de un árbol que nos  servía de apoyo y refugio. Unos permanecían acostados, otros de pie, como nosotros. Luego de un tiempo logramos sentarnos en medio de la tierra, pero la alegría de nuestros rostros permanecía al igual de los demás peregrinos. (Lea también: Francisco celebró multitudinaria eucaristía en Bogotá).

El ayuno no duraría mucho. Ya a las 8:30 de la mañana, empezamos a sacar nuestro alimento. Algunos sacaban frutas, otros sándwiches, jugos, papitas de paquete, pero todos con moderación, pensando en la ida al baño no fuera a hacernos perder el sitio donde nos habíamos ubicados. Y seguían llegando   las ovejas al rebaño. Las molestias no faltaban porque todos querían estar en un sitio visible al Papa, pero los que decidieron acostarse para la espera de las 4:30 de la tarde, hora de la misa, ocupaban los espacios de unos 3 peregrinos que les tocaba  ubicarse más atrás. El rife y rafe, entre los peregrinos descontentos se mantuvo a lo largo del día. Por eso cuando llegaron los 2 momentos  fuertes de lluvias a l lugar. Alguien dijo: “Eso es enviado del cielo, para que dejen de pelear por bobadas”.

La mañana se mantuvo entretenida con las imágenes directas del Papa, que se hallaba en la Plaza de Bolivar, con los jóvenes y obispos de Colombia. Para los jóvenes el mensaje fue claro: “No tengan miedo y piensen en grande para realizar sus sueños”. Y para los Obispos el mensaje fue contundente: “Ustedes no son técnicos, ni políticos, son pastores”.

Vino la presentación de cantantes entre mundanos y religiosos  como Fanny Lu, Maia, Merlano y el sacerdote, que con tono vallenato, interpreto una canción religiosa. Y Merlano a su vez, interpreto el Ave María. También la presentación de bailes del pacifico, con sus chirimías, en fin los espíritus de los feligreses estaban alimentando también sus almas.

Llega el momento del  arribo del Papa al parque Simón Bolivar, todo monitoreado por las pantallas gigantes ubicadas estratégicamente en el Parque. La emoción de los peregrinos es inmensa. Llegan los aplausos, las voces clamando por el Papa, los celulares listos para filmar y tener el testimonio del registro del paso del máximo jerarca de la iglesia católica en  nuestra tierra. Bogotanos, santandereanos, costeños caleños, tolimenses, llaneros, en fin toda Colombia estaba representada en los 1.300.0000 millones de colombianos, que tuvimos la fortuna de ser parte de los pescadores y ovejas que el Papa vino a transformar para la construcción de una país, que clama por juna paz permanente en nuestros corazones y no solo un registro de twiter o Facebook.

Luego de una espera de 13 horas de pie y para otros de 12 horas. Llega el momento de la homilía, donde el Papa resalta que a los colombianos nos llegó el momento de “navegar mar adentro, como aquellos en vuestra patria, que han visto primero lo que más urge, aquellos que han tomado iniciativas de paz, de vida. Echar las redes entraña responsabilidad”, sentenció.

El momento de la comunión, los colombianos quisimos compartir ese encuentro personal con el Señor, pero la cantidad de gente hizo complicado que muchos pudieran comulgar, para Angelita, la ministra de comunión que había llegado en representación de nuestra iglesia, lamentó, que el cuerpo de cristo consagrado retornaría a la iglesia, porque muchos se quedaron sin comulgar, pero sentimos que fue más cuestión del desplazamiento porque el fervor de los colombianos y el compromiso que proclamo el Papa siento que llegó a millones de colombianos.  Por eso, al unísono los colombainoso clamaban. “FRANCISCO TE QUEREMOS.”…

La orquesta filarmónica de Bogotá, en sus bodas de oro se lució con el acompañamiento musical durante la homilía y el encuentro en el parque Simón Bolivar. Logró penetrar las entrañas de los peregrinos y tañir en el espíritu de los peregrinos el mensaje de paz y reconciliación que necesitamos los colombianos.

Ya a las 7 de la noche todo había culminado, cuando estábamos saliendo del Parque Simón Bolivar, los peregrinos nos encontramos con los destellos de luz que emanaban de las juegos pirotécnicos con que Bogotá, despidió la llegada del Papa, para reafirmar la paz de los colombianos. Y todos con  las redes puestas en nuestros corazones, salimos acompañados por la fulgurante y resplandeciente luna Llena, como presagio de esa luz que va ayudar a transformar a nuestras almas para recorrer en mejor sendero en nuestra vidas a la pesca de hombres de paz.

¿Qué opinas?