En vivo:Red+Ver
Videos Virales No te lo pierdasBuscar

De Primera | El tormento de James

20/08/20199:19 am
Gabriel Romero, RED+ NoticiasBogotáOpiniónRed+

James en manos de Zidane. Ha sucedido lo impensable. Que Zidane retornara al Real. Que James también. Y que, además, se volvieran a cruzar en el camino. Ah, y que la historia se repitiera: James en el banco y Zidane en su mundo, en sus decisiones. Tormento de James.

  • Hay dos versiones de la relación Zidane-James que circulan en el terreno de lo que se dice, de los rumores, de lo no comprobado. La primera: en tiempos en que Ancelotti era el técnico del Real y Zidane uno de sus asesores, hubo un reclamo del francés hacia James. Le pedía más entrega en las prácticas. La versión cuenta que James, en ese tiempo en la cúspide del fútbol mundial, no se tomó muy a bien el reclamo de Zidane y lo menospreció de forma notoria.

Una segunda versión relata que Zidane, ya como técnico del Real, se dio cuenta de que James e Isco, en plena práctica, lo remedaban y se burlaban de él, asunto que el francés advirtió y desde ahí James cayó en desgracia.

Muchas cosas ocurren en los equipos que periodistas y aficionados ignoramos. Es posible también que a Zidane no le guste el juego de James. Que le parezca apenas un buen futbolista, pero no con la suficiente estatura para hacer parte de su equipo. Creo que Zidane tiene todos los elementos para tener una percepción de esa naturaleza. Al fin y al cabo para sus conquistas en la Champions no lo necesitó.

  • James, pues, me hace acordar de un viejo cuento de la mitología griega, del tormento de Sísifo, un remoto rey, cuyo castigo consistía en empujar una piedra por la dura cuesta de una montaña y en el preciso instante en que casi llegaba a la cima, la bendita piedra volvía a rodar hacia abajo.

James, en su primer periodo en el Real, se encontró con Zidane y ya sabemos lo que ocurrió. Ahora todo parece más difícil. Zidane tiene más poder, pues ha llegado con sus títulos y como el salvador de un equipo a la deriva. Sus decisiones, imagino yo, son más indiscutibles. Además, al Real ha llegado el belga Hazard, uno de los tres mejores jugadores del mundo en la actualidad. E inclusive con Hazard lesionado, Zidane decidió no incluir a James contra el Celta, aunque es preciso advertir que el colombiano no ha hecho pretemporada, pues, sin jugar, en el terreno de los rumores, ha estado en la liga inglesa, ha tocado la liga italiana, ha sido del Atlético de Madrid, ha casi llegado al PSG, y hasta del fútbol chino hemos oído que le han abierto las puertas.

Pero nada de eso es cierto. Lo único verdadero es que James está en el Real, que todo parece indicar que allá se quedará y que tendrá que afrontar o sufrir al impasible Zidane.

  • James tiene dos caminos. Rendirse a los preceptos del francés y trabajar como el aprendiz que deja hasta el alma para conseguir que lo incluyan en la línea titular o, con el mayor de los disgustos, sentarse en el banco y esperar que malos vientos derrumben al francés y que su agente, Jorge Mendes, incite a periodistas para que en cada rueda de prensa le pregunten a Zidane cuándo va a poner de titular a James.

Zidane, como escribió nuestro pacífico negociador de paz, Humberto de la Calle, será el más odiado por tierras colombianas y volveremos a ver en las redes sociales el calificativo de “calvo HP”. Mientras tanto, James, que ya se acerca a los 30 años y tiene condiciones extraordinarias, sigue viviendo su tormento y tal vez le quede la esperanza de que no hay mal que dure cien años, ni cuerpo que lo resista.

Le podría interesar

De Primera | ¡La lección que nos dio Egan!

¿Qué opinas?