En vivo:Red+Ver
Videos Virales No te lo pierdasBuscar

De Primera | El VAR no toca a los poderosos

03/07/201912:51 pm
Gabriel Romero, RED+ NoticiasBogotáOpiniónRed+
De Primera VAR poderosos

La Conmebol, jefe del VAR, tiene sus designios y sus instrucciones, que han de ser obedecidas. / Foto Reuters

Messi no pudo ocultar su contrariedad. Lanzó duras críticas al VAR en el juego en el que Argentina cayó frente a Brasil. Messi suele ser silencioso y ensimismado, pero esta vez explotó.

  • En su reclamo tiene mucho de razón. Hemos visto un VAR interrumpiendo partidos en acciones intrascendentes, pero en el encuentro que más se necesitaba su presencia no lo vimos.

Se sabía de la fiereza con la que los dos equipos iban a enfrentar la semifinal. Veríamos, como ocurrió, fricciones, disputas a muerte. Brasil ganaba 1-0 y Argentina luchaba por el empate. Faltaban 20 minutos. Messi avanza, busca habilitar a Agüero, y Alves, que tenía amarilla, le comete falta en el área. El árbitro Zambrano no ve la jugada. Los del VAR dejan que siga de largo.

  • Vuelve a ocurrir cuando casi cae el telón. Pelota quieta. Tiro de esquina. ¿Cuántas veces hemos visto a los árbitros detener el juego para advertir lo que ya saben los jugadores: que no se pueden agredir, ni empujar? Viene el balón por el aire. Arthur tiene cerca a Otamendi. Lo golpea con el codo y se marcha. Era en el área brasileña. Era penal claro. Era expulsión de Arthur. El VAR no vio nada. El VAR dejó que el partido discurriera. Todos vimos el codazo aleve, la caída del zaguero argentino.

Nada pasó. Messi lo dice bien. Brasil es poderoso. No se podía quedar por fuera de la final. La Conmebol, jefe del VAR, tiene sus designios y sus instrucciones, que han de ser obedecidas.

El VAR, que ha sido creado para impartir justicia, tiene sus límites. No puede tocar a los más poderosos. Puede tocar a Brasil en la primera ronda y anularle uno o más goles, pero no lo puede hacer en instancias decisivas.

  • A todos nos quedó claro. No fue un accidente. Fueron dos acciones en las que quedó evidenciado que Brasil debía pasar a la final a cualquier precio.

Brasil fue más futbolísticamente que Argentina. Brasil, sin Neymar, tuvo más juego de conjunto. Argentina, como ocurre hace años, fue Messi, y esta vez, el astro estuvo a la altura del rival. Pero la utilización del VAR, que ha sido nefasta en esta Copa América, no fue justa. Nos dejó un mal sabor. Tan mal sabor que hasta Messi protestó.

Le podría interesar

De Primera | Lamento sudamericano

¿Qué opinas?