Los asesores de la salud federales de EE. UU. estudian un tratamiento que sería novedoso para un tipo de ceguera heredada y que podría sentar las bases para el hallazgo de una nueva y revolucionaria terapia genética. (Lea también: Tracoma, la ceguera “silenciosa” de los indígenas).

El panel de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) resolverán si recomiendan la aprobación de la terapia de ‘Spark Therapeutics’, que propone mejorar la visión de pacientes mediante el reemplazo de un gen defectuoso. (Lea también: Discapacitados visuales podrían ver con gafas eSight).

La recomendación del panel no es vinculante para la FDA, pero estas deliberaciones suelen ser el último paso en el proceso de toma de decisiones por la agencia. La FDA tiene plazo hasta mediados de enero para decidir. Si la aprueba, será la primera terapia genética en EE. UU., para un mal congénito, lo que daría esperanzas a enfermos de una serie de trastornos afines.