Ford Motor Co. anunció este martes que de los más de 50 nuevos vehículos que lanzará en China para 2025, 15 serán eléctricos, como parte de la restructuración de sus negocios y respondiendo a esfuerzos del Gobierno para reducir las emisiones en el país asiático.  Además de coches eléctricos de las marcas Ford y Lincoln, la compañía dijo que una nueva empresa conjunta Zoyte-Ford venderá una nueva serie de autos de bajo costo que funcionarán con baterías. (Lea también: Red de recarga aspira a impulsar carros eléctricos en Europa).

El anuncio se produce en momentos en que Ford trata de ser más competitiva internacionalmente, bajo el nuevo director general Jim Hackett. En octubre, la compañía anunció planes para reducir costos por US$14.000 millones, eliminar algunos modelos y redirigir recursos a camionetas de carga, camionetas SUV y vehículos eléctricos.

Es además una señal de que a diferencia de su rival General Motors, Ford ha desperdiciado oportunidades previas para crecer sustancialmente en China, dijo Jeff Schuster, vicepresidente de pronósticos para la firma consultora del sector LMC Automotive. “China es extremamente importante y creo que esto es un reconocimiento de errores previos de inversiones en China por parte de Ford”, dijo.

En septiembre, China se sumó a Francia y Gran Bretaña en el anuncio de planes para dejar de vender vehículos de gasolina y diésel. Está creando un calendario para poner fin a la producción de autos de combustibles tradicionales, aunque no ha fijado un plazo para el cambio a coches eléctricos. Ford dice que va a ensamblar cinco vehículos adicionales en China para el mercado local, incluso una camioneta SUV Lincoln y el primer SUV eléctrico de Ford. (Lea también: Autos inteligentes tienen cada vez más distracciones tecnológicas).